Chef Jay Rodríguez Preocupado por la seguridad de los Niños la Noche de Halloween

Food & Living News
"Chef Jay Rodríguez Preocupado por la seguridad de los Niños la Noche de Halloween"

Chef Jay RodriguezPor José Zabala

“Es una noche muy intensa la que pasamos los padres ese día 31 de Octubre. Debemos de estar alerta y pendiente de la seguridad de nuestros hijos al momento de salir a las calles con ellos para recoger los tradicionales dulce”.

“Soy padre, siempre voy a estar preocupado por lo que esté pasando en mi comunidad y sobre todo con los niños”. Así lo hizo saber el destacado Chef Internacional Jay Rodríguez

El Chef Rodríguez, es presidente de la empresa Ankla Cuisine, la cual emplea a más de 100 personas inmigrantes a tiempo parcial. Durante sus 20 años en la industria ha recibido varios reconocimientos por sus grandes aportes al desarrollo de la comunidad y por su gran labor en el arte culinario.

La tradicional fiesta de Halloween o noche de brujas, se celebra todos los años el día 31 de octubre, sobre todo en los países anglosajones como: Canadá, Estados Unidos, Irlanda, Reino Unidos y en gran parte de España. También se celebra en Latino América con menos fuerza.

Cabe destacar que existen grandes divisiones dentro de las comunidades con la celebración de esta histórica fiesta. Algunos piensan que la celebración de la noche de brujas, es un atentado en contra de los cristianos. Muchos consideran que disfrazar a los niños con cosas que aparentemente son inofensivas es nocivo para la salud mental y que puede afectar el concepto espiritual de ellos y de las personas.

Otros argumentan que la celebran como una fiesta más para entretener a los niños y compartir con los miembros de la comunidad. Los niños salen a las calles con sus disfraces en busca de los mejores dulces. Es un momento divertido para ellos.

Algunas recomendaciones básicas: Dentro del hogar, mantenga las velas y las lámparas hechas con calabazas lejos de cortinas, decoraciones y otros objetos que podrían arder. No deje velas encendidas en una habitación donde no haya nadie.

No permita que los niños salgan solo a buscar los dulces. Acompaña al pequeño durante todo su recorrido y utiliza linternas si el paseo se dará por lugares menos iluminados. Si no serás tú el o la acompañante encárgaselo a una persona de tu confianza, fijando una hora límite para su regreso.

Cuando vayan a pedir dulces a tu casa: Protege a los pequeños visitantes retirando de tu jardín o la fachada de tu casa, objetos que podrían hacer tropezar a los niños, entre ellos: mangueras, juguetes, bicicletas o adornos del jardín. Además revisa la iluminación exterior en caso alguna bombilla se haya fundido.
Finalmente, si tienes animales mantenlos dentro de tu casa o sujétalos en un lugar donde no puedan asustar y lastimar a los niños.

www.zabalaaldia.com